Clínica Dental García-Triviño

Empastes en dientes de leche

A menudo, muchos de vosotros soléis preguntarnos las razones por las que no empastar o realizar otro tratamiento en las caries que aparecen en los dientes de leche de los peques de la casa. ¿De todas formas se tienen que caer, verdad?

Pues desde un punto de vista odontológico, el no tratamiento de este tipo de patología puede influir negativamente en la salud bucodental de los niños de corta edad. A parte del dolor que estos sienten, que por cierto suele ser más a menudo de lo que pensamos, un nulo tratamiento de las caries provoca infecciones, contagio al resto de dientes, ya sean o no de leche, problemas en el espacio, y sobre todo, alteraciones en el diente permanente que está por salir.

No nos confundamos, las funciones del diente de leche son muy concretas, y a pesar de que por lo general su existencia es corta, debemos prestarle la misma atención que al resto.

DIENTES DE LECHE

Por eso, desde Clínica Dental García Triviño, queremos recordar cuáles son las funciones principales de los dientes de leche:

  1. Masticación: Con dolor, inflamación e incluso algo de infección, esta función se verá mermada y se cambiarán los hábitos alimenticios.
  2. Mantienen el espacio natural: Los dientes de leche son mantenedores del espacio natural entre dientes. Si se cae el diente antes de tiempo o no se trata su enfermedad, se corre el riesgo de que los dientes colindantes cierren el espacio destinado al diente definitivo.
  3. Fijar posición correcta del diente definitivo: Al salir, el diente definitivo tiende a empujar al de leche quedándose con el hueco. Si este no estuviera, el definitivo podría salir de una forma incorrecta alterando la posición del resto de dientes, y por consiguiente, la estética del menor.

Como veis la importancia de “pillar a tiempo” una caries es fundamental para la salud de vuestro hijo. En Clínica Dental García Triviño llevamos a cabo tratamientos sencillos e indoloros para evitar esas “Fobias al dentista” que muchos padecen al ser mayores.

No os confiéis, las revisiones periódicas son la mejor prevención.

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone
 

www.evirom.com